Tratamiento de contracturas Dupuytren

La contractura de Dupuytren es una enfermedad difundida, a que se deforman los dedos en las manos. Todo el asunto en un fuerte aumento de los tejidos conjuntivos de los tendones. La enfermedad sorprende en primer lugar el dedo anular y el meñique. Como regla, la enfermedad es propia más de hombres. Las mujeres sufren de la enfermedad en 10 veces más raramente y en una forma más ligera.

 

Síntomas de la enfermedad

En el área del doblamiento del dedo ocurre una induración. Es el primer indicio a que tiene que dirigirse al especialista. El tratamiento de las contracturas debe comenzar a tiempo, de otro modo la enfermedad se progresará.

Estas induraciónes impiden gradualmente el movimiento del dedo. El nódulo está creciendo, se forman las adherencias y los tendones se acortan. Como resultado, se forma una contractura.

Inicialmente, la apariencia de induración no causa ningunas sensaciones dolorosas. Cuando se descuida la enfermedad, aparece la incomodidad. El síndrome doloroso puede presentarse en ambas manos e incluso en el hombro.

 
Causas de la enfermedad

Hasta ahora, las causas exactas de la enfermedad de los "dedos torcidos" no han sido identificadas. Hace varias décadas se asumió que la contractura aparece debido a un metabolismo anormal de proteínas y sal en el cuerpo. Pero pronto estas opiniones fueron refutadas. Las posibles causas de la patología son:

·       enfermedad llevada seria del órgano, que ha llamado el trastoeno en el trabajo de los tejidos conjuntivos;

·       herencia;

·      diabetes mellitus;

·       trabajo físico pesado;

·       pellizco del nervio, etc.

¡Importante! Solo en la etapa inicial de la contractura de Dupuytren, es posible el tratamiento con un método no quirúrgico.

 

Tratamiento

Del tratamiento de la enfermedad se ocupan los cirujanos y los ortopedistas – traumatólogos. En las primeras fases son fijados los ejercicios especiales y las compresas térmicas, que ayudan restablecer los tendones. Con la precaución grande en el tratamiento de la contractura aplican los preparados hormónicos que se inyectan en áreas problemáticas.

El tratamiento de las contracturas musculares y fasciales debe ser oportuno, constante y correcto. Después de la definición de la fase, se prescribe una intervención conservadora o quirúrgica.

El Instituto de Rehabilitación Clínica ofrece un método único para tratar las contracturas. El profesor V.B.Ulzibat dio decenas de años en la introducción a la práctica el método de tratamiento fibrótico gradual. Este método de tratamiento de enfermedades del sistema musculo-esquelético es único.

Tiene una serie de ventajas:

seguridad;

• efectividad;

• sin dolor.

 

Los especialistas de la clínica analizarán de cerca el problema y lo resolverán lo antes posible.